LOS TRIPULANTES TAMBIÉN SON RESPONSABLES POR LA SEGURIDAD EN EL MAR

Tras la tragedia del buque Repunte, un nuevo accidente pone en alerta a los pesqueros.
Además, el Capitán del buque protagonista del siniestro no cumplió con los protocolos a la hora de informar lo sucedido a las autoridades. La comunidad pesquera reclama al Estado medidas de control más estricta.
Por Fernando Morales

El Capitán de un buque pesquero ocultó a las autoridades la existencia de un siniestro que ponía en potencial peligro a la nave bajo su mando.


A pocos días de la tragedia del "Repunte" un nuevo incidente entre dos pesqueros, fue puesto en conocimiento de la Prefectura Naval de una forma casi informal por un operador marítimo que no quiso cargar con un "secreto" relacionado con un hecho que podría haber terminado en tragedia.



Accidente con el Pesquero América I en el puerto de Mar del Plata


La reciente pérdida del pesquero "Repunte" desnuda la realidad de una actividad tan compleja como riesgosa, en la que tanto autoridades, empresarios y trabajadores son corresponsables a la hora de contribuir con el ejercicio de la pesca en condiciones de seguridad, tanto para los marinos embarcados como para buques y el ecosistema marino.


El "Repunte" naufragó el 17 de junio frente a las costas de Rawson mientras se encontraba afectado a la pesca del langostino en medio de un fuerte temporal. El Capitán se comunicó con otra nave indicando que se disponía a ordenar el abandono del buque, pues registraba un ingreso de agua que no podía controlar con los elementos con los que contaba la embarcación.


Hasta allí llegan los datos fehacientes con los que se cuenta. Todo lo relacionado con el abandono, lo sucedido con la balsa salvavidas, la suerte corrida por siete de sus doce tripulantes y las razones del hundimiento, son materia de investigación judicial. El casco hundido del "Repunte" ha sido localizado por la Prefectura Naval Argentina y las tareas periciales están en pleno desarrollo.


Pero como es natural ante una tragedia que se cobró 10 vidas, con el transcurrir de los días comienzan a aflorar imputaciones cruzadas que, de acuerdo al lugar de donde provengan, intentan responsabilizar a alguno o varios de los distintos actores que intervienen en la operación de un buque de estas características.


Si bien la Prefectura Naval Argentina es la única Autoridad Marítima de la Nación, para que un buque se haga a la mar con su tripulación y equipamiento en condiciones reglamentarias, intervienen una gran cantidad de organismos e instituciones del Estado que tienen injerencia, en cuestiones relacionadas con la titulación de los marinos, las condiciones laborales, los cupos y zonas de pesca asignados, entre tantas otras.



En lo que hace a la aptitud técnica de una embarcación para navegar, la normativa vigente impone inspecciones y revisiones de diferente rigor. Las mismas dependerán de la antigüedad de la nave, del tipo de navegación, del certificado de aptitud que se deba renovar y también de la existencia o no de algún tipo de siniestro o contingencia que hubiera puesto en riesgo el mantenimiento de una condición de seguridad.


En todos los casos, si a pocas horas de hacerse a la mar, un buque sufre, por ejemplo, una varadura o una colisión, quien se encuentra al mando de la nave, debe necesariamente informar a la Autoridad Marítima sobre lo sucedido a efectos que se determine el procedimiento a seguir.


Hace muy pocos días, el Puerto de Mar del Plata fue protagonista de un suceso que podría haberse constituido en otra tragedia de proporciones similares o peores que las del malogrado "Repunte".


En circunstancias en que el buque Pesquero "América l", un pesquero de 23,09 metros de eslora (largo) desarrollaba tareas de pesca marítima costera, sufrió un "rozamiento" con otra nave de similares características de nombre "Tifón". Como consecuencia de este acaecimiento de la navegación, el "América" comenzó a registrar un inusual ingreso de agua en su interior.


Si bien el Capitán del buque aparentemente averiado reportó el hecho en forma telefónica al representante legal de su empresa (Agente Marítimo), no informó la novedad a la Autoridad Marítima a los efectos que esta tomara los recaudos pertinentes por si tuviera que acudir en ayuda del buque y su tripulación.


Una altísima autoridad nacional detalló a Infobae que "transcurridas unas 17 horas del hecho, el agente marítimo que había recibido la novedad se comunicó con la Prefectura Naval para dar cuenta de la novedad" algo que ninguno de los dos capitanes involucrados en el siniestro había hecho.


Tomado conocimiento del incidente, la Autoridad Marítima se comunicó por radio con los Oficiales de la Marina Mercante al mando de cada una de las naves solicitando precisiones sobre lo acontecido. La respuesta en ambos casos fue "no se registran novedades".


Una hora después de esta comunicación radial, tal vez apremiado por sus propios tripulantes, el capitán de "América I" se comunicó con el Centro de Gestión de Tráfico Marítimo de la Prefectura Mar del Plata, reportando el incidente sufrido el día anterior. Asimismo, informó que se dirigía a puerto seguro escoltado por el "Tifón".



“Tifón”, la otra nave involucrada en el accidente en el puerto de Mar del Plata


Una vez arribado a puerto, el buque fue sometido a una inspección exhaustiva por parte de inspectores de la Dirección de Policía de la Navegación de la Prefectura, quienes al momento habrían determinado que la avería sufrida permitía una considerable entrada de agua en la nave cuando esta enfrentaba los distintos golpes de mar en su proa.


Por estas horas, la Autoridad Marítima labra las respectivas actuaciones sumarias a los dos Capitanes involucrados. "La persistencia de este tipo de actitudes a tan poco tiempo de la tragedia del "Repunte" no deja de llamar la atención" confiaron a Infobae desde la PNA.


Si bien toda la comunidad pesquera nacional se encuentra en estado de alerta y peticionando en los distintos poderes del Estado que se establezcan medidas más estrictas de control para la actividad, hechos como el descripto son por estas horas motivo de preocupación por parte de autoridades de distinto nivel.


Infobae consulto al Capitán Jorge Frías, Secretario General de la Asociación de Capitanes y Pilotos de Pesca, quien en conocimiento del hecho dejó en claro que los profesionales involucrados deberán asumir las consecuencias de su propia irresponsabilidad.


Fuente: Infobae


DEJE UN COMENTARIO







COMENTARIOS RECIBIDOS


No hay comentarios para esta nota.

Buscador



Encuesta Nueva


¿Cómo evalúa la gestión de Cambiemos en material de transporte marítimo y fluvial?


EXCELENTE

MUY BUENA

BUENA

REGULAR

PÉSIMA

 Ver resultados


 Encuesta publicada el:19-02-17


VER ENCUESTAS ANTERIORES



   Reconquista 385, 3er piso - C.A.B.A. - Argentina
   (54-11) 4394-5469 y 4394-5603
   socios@liganaval.org.ar
   secretaria@liganaval.org.ar
   presidencia@liganaval.org.ar
   admin@liganaval.org.ar
   HOME
   NOSOTROS
   ESTATUTOS
   HISTORIA
   AUTORIDADES
   BENEFICIOS
   NOTICIAS Y ACTIVIDADES
   LINKS
   SOCIOS
   SUSCRIBIRSE AL NEWSLETTER
   VER NEWLETTER
   CONTACTENOS
   LIBRO DE VISITAS
   POLITICAS DE PUBLICACIÓN
Diseño web: Trigono