ENTRE LOS PROCESADOS POR EL JUEZ BONADIO ESTÁ EL TITULAR DE UNA AGENCIA MARÍTIMA PRIVADA

Se trata de Jorge Samarín. Es en la misma causa en la que el magistrado ordenó detener a Julio De Vido y Roberto Baratta.

Por Fernando Morales


En la misma causa en laque el juez Claudio Bonadio ordenó la detención de Roberto Baratta y Julio De Vido,quedó procesado y embargado un empresario aliado de la gestión de Cambiemos enmateria portuaria.


Se tratade JorgeSamarín, titular de la agencia marítima Meridian, queincrementó sustancialmente sus negocios a partir del cambio de gobierno.


Tal como había revelado Infobae, laoperación de importación de gas licuado a partir de 2008, estuvo rodeada deinnumerables irregularidades tanto en la importación del fluido como en todaslas operaciones relacionadas con la llegada y partida de más de 240 buquesgaseros y además la contratación de los navíos llamados regasificadores.


Dentro deesta particular modalidad de importar hidrocarburos, ENARSA contrató en formaexclusiva los servicios de la agencia Marítima Meridian para que haga de nexoentre la operatoria naviera y el Estado Nacional.
Resultaser así, que cada buque gasero que entraba o salía de los muelles de Escobar oBahía Blanca, necesitaba contar con servicios de remolque, practicaje, amarre,derechos y tasas y servicios varios.


ENARSA,garantizaba a los importadores de gas que solo abonarían por todo conceptohasta la suma de 60 mil dólares por buque. Todo importe excedente a estacifra, era reintegrada por el Estado Nacional a las navieras una vez que ellashubieran pagado todos los servicios que habían sido contratados por la agenciaMeridian.


Una delas maniobras ahora investigadas, consistía en una particular triangulación depagos. Meridian recibía las facturas que presentaban losdistintos prestadores de servicios marítimos y las giraba a Londres para quesean abonadas por los propietarios de los buques en una cuenta en el exterior. Elcosto promedio de cada operación de un buque generaba gastos brutospor 600 mil dólares, que eran reclamados por Meridian, que era la quepresentaba las facturas brutas.


Pero todos los proveedores, desde empresas de remolque hasta losprácticos, ofrecían suculentos descuentos dado el gran volumen de buques queatendían. Los descuentos rondaban unos 150 mil dólares por barco. Losdescuentos no eran informados por la agencia marítima a las navieras, siendoque estas le reclamaban al Estado los importes nominales. Meridian se quedabacon la diferencia y hoy se investiga el destino final de esos fondos.


Asimismola empresa propiedad del hoy procesado Jorge Samarin, firmó en nombre de ENARSAun convenio con el ex dirigente marítimo Omar "Caballo" Suarez por elcual el Estado Nacional pagaría al SOMU el equivalente a la totalidad de latripulación argentina que debería tripular los buques que finalmente inyectabanel gas en la red ( Regasificadores) y cuya presencia a bordo no era aceptada porlas empresas propietarias de las naves en virtud a la alta complejidad deoperación que presentan los mismos.


A partirdel recambio gubernamental, lejos de replegarse Meridian, supo granjearse laconfianza de las nuevas autoridades tanto de ENARSA como del área de TransporteMarítimo dependiente del Ministerio de Transporte. Conformó una UTE con lanaviera danesa MARESK y forzando algunas normas de procedimiento y aduaneras,consiguió importar en condiciones de dumping 11 remolcadores para atender en formadirecta a los buques gaseros. Si bien este trámite generó todo tipo deimpugnaciones, el propio Guillermo Dietrich le simplifico el camino paraampliar la operatoria de la empresa, presionando incluso a los gremiosmarítimos para obtener una sustancial rebaja de salarios en búsqueda de la tanansiada competitividad.


Bajo la denominación comercial de "Logística yServicios" y con denuncias efectuadas por la Cámara Argentina de Empresasde Remolque, Samarín conquistó el monopolio del servicio contratado por ENARSA, hastaque hace un par de meses, perdió tanto el servicio de agencia marítima como laprestación del servicio de remolques, este último a manos de una empresa decapitales chilenos también introducida por la actual gestión del Ministerio deTransportes. No obstante comenzará a operar en el puerto de Buenos Aires conlas mismas naves.


Dentro delo oportunamente informado por este medio, se trata de determinar eldestino de cientos de millones de dólares que se producían cuando Samarínfacturaba a las navieras extranjeras gastos portuarios por cifras cercanas alos 600 mil dólares  sin informar los descuentos que recibía porparte los proveedores locales, que rondaban los 150 mil dólares por viaje.


Lamaniobra, hoy bajo investigación judicial, se basaba en que se les aseguraba alos armadores de los buques gaseros, que todo gasto que superara los 60 mildólares sería reintegrado por ENARSA a las empresas gaseras. Así lascosas, Meridian cobraba en el exterior el importe bruto de la facturación yluego los dueños de los buques recibían el reintegro descontados los primeros60 mil dólares. Meridian se quedaba entonces con el importe de los descuentos.La justicia investiga si la suculenta diferencia obtenida en cada viaje,quedaba en poder de Jorge Samarín o si retornaba a algún funcionario delMinisterio de Planificación Federal.


FUENTE INFOBAE


DEJE UN COMENTARIO







COMENTARIOS RECIBIDOS


No hay comentarios para esta nota.

Buscador



Encuesta Nueva


¿Cómo evalúa la gestión de Cambiemos en material de transporte marítimo y fluvial?


EXCELENTE

MUY BUENA

BUENA

REGULAR

PÉSIMA

 Ver resultados


 Encuesta publicada el:19-02-17


VER ENCUESTAS ANTERIORES



   Reconquista 385, 3er piso - C.A.B.A. - Argentina
   (54-11) 4394-5469 y 4394-5603
   socios@liganaval.org.ar
   secretaria@liganaval.org.ar
   presidencia@liganaval.org.ar
   admin@liganaval.org.ar
   HOME
   NOSOTROS
   ESTATUTOS
   HISTORIA
   AUTORIDADES
   BENEFICIOS
   NOTICIAS Y ACTIVIDADES
   LINKS
   SOCIOS
   SUSCRIBIRSE AL NEWSLETTER
   VER NEWLETTER
   CONTACTENOS
   LIBRO DE VISITAS
   POLITICAS DE PUBLICACIÓN
Diseño web: Trigono